martes, abril 15, 2008

Tirso de Molina-Don Gil de las calzas verdes(Acto 3)





Acto III




Escena I





[Sala en casa de DON MARTÍN.]





(Salen DON MARTÍN y QUINTANA.)



DON MARTÍN No digas más: basta y sobra
saber por mi mal, Quintana,
que murió mi doña Juana.
Muy justa venganza cobra
el cielo de mi crueldad, 5
de mi ingratitud y olvido.
El que su homicida ha sido
soy yo, no su enfermedad.


QUINTANA Déjame contarte el cómo
sucedió su muerte en suma. 10


DON MARTÍN Vuela el mal con pies de pluma,
viene el bien con pies de plomo.


QUINTANA Llegué no poco contento
con tu carta, en que fundé
albricias que no cobré. 15
Regocijóse el convento,
salió a una red doña Juana;
díjela que en breves días
en su presencia estarías,
que su sospecha era vana. 20
Leyó tu carta tres veces,
y cuando iba a desprender
joyas con que enriquecer
mis albricias (todas nueces,
gran rüido y poco fruto), 25
dijéronla que venía
su padre, y que pretendía
convertir su gozo en luto,
dando venganza a su honor.
Encontráronse a la par 30
el placer con el pesar,
la esperanza y el temor;
y como estaba preñada,
fue el susto tan repentino,
que a malparir al fin vino 35
una niña mal formada.
Y ella, al dar el primer grito,
dijo Adiós, don Mar... y en fin,
quedándose con el tín,
murió como un pajarito. 40


DON MARTÍN No digas más.


QUINTANA Ni aunque quiera podré,
porque en pena tanta,
tengo el alma a la garganta,
y a un suspiro saldrá fuera.


DON MARTÍN ¿Agora que no hay remedio, 45
osáis, temor atrevido,
echar del alma el olvido
y entraros vos de por medio?
¿Agora llora y suspira
mi pena? ¿Agora pesar? 50


QUINTANA (Aparte.)

No sé en lo que ha de parar
tanta suma de mentira.


DON MARTÍN No es posible, sino que es
el espíritu inocente
de doña Juana el que siente 55
que yo quiera a doña Inés;
y que en castigo y venganza
del mal pago que la di,
se finge don Gil, y aquí
hace guerra a mi esperanza. 60
Porque el perseguirme tanto,
el no haber parte o lugar
adonde a darme pesar
no acuda, si no es encanto,
¿qué otra cosa puede ser? 65
El no dejar casa o calle
que no busque por hallalle,
el nunca llegarle a ver,
el llamarse de mi nombre,
¿no es todo esto conjetura 70
de que es su alma que procura
que la vengue y que me asombre?


QUINTANA (Aparte.)

(¡Esto es bueno! Doña Juana
cree que es alma que anda en pena.
¿Vio el mundo chanza más buena? 75
Pues no le ha de salir vana,
porque tengo de apoyar
este disparate.) A mí
parecíame hasta aquí
lo que escuchaba contar 80
desde el día que murió
mi señora, que sería
sueño que a la fantasía
el pesar representó;
pero después que te escucho 85
que el alma de mi señora
te persigue cada hora,
no tendré, señor, a mucho
lo que en Valladolid pasa.


DON MARTÍN Pues, ¿qué es lo que allá se dice? 90


QUINTANA Temo que te escandalice;
pero no hay persona en casa
de mi señor tan osada,
que duerma sin compañía,
si no fui yo, desde el día 95
que murió la mal lograda;
porque se les aparece
con vestido varonil,
diciendo que es un don Gil,
en cuyo hábito padece, 100
porque tú con este nombre
andas aquí disfrazado,
y sus penas has causado.
Su padre, en traje de hombre,
todo de verde, la vio 105
una noche, y que decía
que a perseguirte venía;
y aunque el buen viejo mandó
decir cien misas por ella,
afirman que no ha cesado 110
de aparecerse.


DON MARTÍN El cuidado
causé yo de su querella.


QUINTANA ¿Y es verdad, señor, que aquí
te llamas don Gil?


DON MARTÍN Mi olvido
y ingratitud ha querido 115
que me llame, amigo, ansí.
Vine a esta corte a casarme,
y ofendiendo su belleza,
codiciando la riqueza
de una doña Inés, que a darme 120
el justo castigo viene
que mi crueldad mereció.
En don Gil me transformó
mi padre; la culpa tiene
destas desgracias, Quintana, 125
su codicia y interés.


QUINTANA Pues no dudes de que es
el alma de doña Juana
la que por Valladolid
causa temores y miedos, 130
y dispone los enredos
que te asombran en Madrid.
Pero, ¿piénsaste casar
con doña Inés?


DON MARTÍN Si murió
doña Juana, y me mandó 135
mi avaro padre intentar
este triste casamiento,
no concluirle sería
de algún modo afrenta mía.


QUINTANA ¿Cómo saldrás con tu intento, 140
si una alma del purgatorio
a doña Inés solicita,
y la esperanza te quita
que tienes del desposorio?


DON MARTÍN Misas y oraciones son 145
las que las almas amansan,
que, en fin, con ellas descansan.
Vamos, que en esta ocasión
en el Carmen y Vitoria
haré que se digan mil. 150


QUINTANA (Aparte.)

A puras misas, don Gil,
os llevan vivo a la gloria.




(Vanse.)





Escena II





[Sala en casa de DON PEDRO.]





(DOÑA INÉS y CARAMANCHEL.)



DOÑA INÉS ¿Dónde está vuestro señor?


CARAMANCHEL ¿Sélo yo, aunque traiga antojos,
y le mire con más ojos 155
que una puente? Es arador
que de vista se me pierde.
Por más que le busco y llamo,
nunca quiere mi verde amo
que en sus calzas me dé un verde. 160
Aquí le vi no ha dos credos;
y aunque estaba en mi presencia,
cual dinero de Valencia,
se me perdió entre los dedos;
mas tal anda el motolito 165
por una vuestra vecina,
que es hija de Celestina
y le gazmió en el garlito.


DOÑA INÉS ¿A vecina nuestra quiere
don Gil?


CARAMANCHEL A una doña Elvira, 170
desde que le sirvo, mira
de tal suerte, que se muere,
señora, por sus pedazos.


DOÑA INÉS ¿Sabéis vos eso?


CARAMANCHEL Sé yo
que esta noche la pasó, 175
cuando menos, en sus brazos.


DOÑA INÉS ¿Esta noche?


CARAMANCHEL Sí. ¿Os remuerde
la conciencia? Y otras mil,
que aunque es lampiño el don Gil,
en obras y en nombre es verde. 180


DOÑA INÉS Vos sois un grande hablador,
y mentís; porque esa dama
es mujer de buena fama,
y tiene mucho valor.


CARAMANCHEL Si es verdad, o si es mentira, 185
lo que digo sé por él,
y por el dicho papel
(Enséñasele.)

que traigo a la tal Elvira.
Está su casa cerrada,
y mientras que vuelve a ella 190
paje, escudero o doncella
(que no debe haber criada
que no sepa lo que pasa)
y el papel la pueda dar,
a mi amo entré a buscar, 195
por si estaba en vuestra casa.


DOÑA INÉS ¿De don Gil es ése?


CARAMANCHEL Sí.


DOÑA INÉS Pues bien, ¿por fuerza ha de ser
de amores?


CARAMANCHEL Llegá a leer
lo que podais por aquí. 200
[Entreabriendo la carta cerrada, y señalándole las palabras que lee.]

Que yo que siempre he pecado
de curioso y resabido,
las razones he leído
que hacia aquí se han asomado.
¿Aquí no dice: Inés vengo 205
deseo... me da disgusto?
¿No dice aquí: plazo justo...
Y allí: noche... gusto tengo...
Y hacia aquella parte: tarde...
amor a doña a ver voy 210
y a aquel lado: vuestro soy...
Luego: mío. El cielo os guarde?
¡Ved si es barro el papelillo!
Todo esto es plata quebrada:
saque vusté, si le agrada, 215
el hilo por el ovillo.


DOÑA INÉS A lo menos sacaré,
(Quítasele.)

leyéndole, el falso trato
de un traidor y de un ingrato.


CARAMANCHEL Eso, nones: sueltelé, 220
que me reñirá don Gil.


DOÑA INÉS Alcahuete, ¿he de dar voces?
¿He de hacer que os den mil coces?


CARAMANCHEL Dos da un asno, que no mil.


DOÑA INÉS (Ábrele y léele.)

No hallo contento y gusto 225
cuando con vos no le tengo,
puesto que a ver a Inés vengo
a costa de mí disgusto.
Ya deseo el plazo justo
de volver a hacer alarde 230
de mi amor; y aunque esta tarde
a ver a doña Inés voy,
no os dé celos. Vuestro soy,
dueño mío. El cielo os guarde.
¡Qué regalado papel! 235
A su dueño se parece,
tan infame que apetece
las sobras de don Miguel.
¡Doña Inés le da disgusto!
¡Válgame Dios! ¿Ya empalago? 240
¿Manjar soy que satisfago
antes que me pruebe el gusto?
¿Tan bueno es el de su Elvira,
que su apetito provoca?


CARAMANCHEL No es la miel para la boca 245
del... et caetera.


DOÑA INÉS La ira
que tengo es tal, que dejara
un ejemplo cruel de mí,
a estar el mudable aquí.




Escena III





Un criado. [AGUILAR.] [DOÑA INÉS, CARAMANCHEL.]



AGUILAR Mi señora doña Clara 250
viene a verte.




(Vase el criado.)



DOÑA INÉS Pretendiente
es también de este galán
empalagado.
[Aparte.]

(A don Juan,
que mi amor celoso siente,
he de decir que le mate, 255
y me casaré con él.)
Llevad vos vuestro papel
(Arrójasele.)

a esa dama, que es remate
del gusto que en él confiesa;
que aunque no es Lucrecia casta, 260
para tan vil hombre basta
plato que sirvió a otra mesa.


(Vase.)




CARAMANCHEL ¡Malos años! La pimienta
que lleva la doña Inés,
no la comerá un inglés. 265
¡Qué mal hice en darla cuenta
del papel! No fuí discreto;
mas purguéme en su servicio,
porque en gente de mi oficio
es cual ruibarbo un secreto. 270


(Vase.)






Escena IV





[QUINTANA y DOÑA JUANA, de hombre.]



QUINTANA Misas va a decir por ti,
en fe que eres alma que anda
en pena.


DOÑA JUANA Pues, ¿no es ansí?


QUINTANA Mas no deja la demanda
de doña Inés.


DOÑA JUANA ¡Ay de mí! 275
A mi padre tengo escrito
como que a la muerte estoy
por don Martín, que en delito
de que esposa suya soy,
y de adorarle infinito, 280
de puñaladas me ha dado,
dejándome en Alcorcón;
que loco de enamorado
por doña Inés, su afición
a matarme le ha obligado. 285
Escríbole que ha fingido
ser un don Gil de Albornoz,
por que con este apellido
encubra la muerte atroz
que mi amor ha conseguido; 290
que todo es castigo, y justo,
de una hija inobediente,
que contra su honor y gusto
de su patria y casa ausente,
ocasiona su disgusto. 295
Pero que si algún amor
le merezco, y éste alcanza
en mi muerte su favor,
satisfaga su venganza
las pérdidas de mi honor. 300


QUINTANA Pues, ¿para qué tanto ardid?


DOÑA JUANA Es para que desta suerte
parta de Valladolid
mi padre, y pida mi muerte
a don Martín en Madrid; 305
que he de perseguir si puedo,
Quintana, a mi engañador
con uno y con otro enredo,
hasta que cure su amor
con mi industria o con su miedo. 310


QUINTANA Dios me libre de tenerte
por contraria.


DOÑA JUANA La mujer
venga agravios desta suerte.


QUINTANA A hacerle voy a entender
nuevas chanzas de tu muerte. 315




(Vase QUINTANA.)





Escena V





Sale DOÑA CLARA. [DOÑA JUANA, de hombre.]



DOÑA CLARA Señor don Gil, justo fuera,
sabiendo de cortesía
tanto, que para mí hubiera
un día... ¿Qué digo un día?
Una hora, un rato siquiera. 320
También tengo casa yo
como doña Inés; también
hacienda el cielo me dio,
y también quiero yo bien
como ella.


DOÑA JUANA ¿A mí?


DOÑA CLARA ¿Por qué no? 325


DOÑA JUANA A saber yo tal ventura,
creed, bella doña Clara,
que por lograrla segura,
fuera, si otro la gozara,
pirata desa hermosura. 330
Mas como de mí imagino
lo poco que al mundo importo,
ni sé, ni me determino
a pretender; que en lo corto
tengo algo de vizcaíno. 335
Por Dios, que desde que os vi
en la huerta, el corazón,
nueva salamandra, os dí,
llevándoos vos un girón
del alma que os ofrecí; 340
mas ni sé dónde vivís,
qué galán por vos se abrasa,
ni qué empleos admitís.


DOÑA CLARA ¿No? Pues sabed que mi casa
es a la Red de San Luis. 345
Mis galanes más de mil;
mas quien en mi gusto alcanza
el premio por más gentil,
es verde cual mi esperanza,
y es en el nombre don Gil. 350


DOÑA JUANA Esta mano he de besar
(Bésasela.)

por que del todo me cuadre
favor tan para estimar.




Escena VI





Sale DOÑA INÉS. [Dichas.]



DOÑA INÉS [Para sí.]

Como me llamó mi padre,
fueme forzoso dejar 355
a mi prima por un rato...
Mas ¿no es el que miro, ¡cielos!
don Gil el falso, el ingrato,
el que cebando mis celos
es de mi opuesta retrato? 360
¡La mano pone en la boca
de mi prima! ¿No es encanto
que hombre de barba tan poca
se atreva a ser para tanto?
¡A qué furia me provoca! 365
Quiero escuchar desde aquí
lo que pasa entre los dos.


DOÑA CLARA En fin, ¿os morís por mí?
¡Buena mentira!


DOÑA JUANA ¡Por Dios,
que no me tratéis ansí! 370
Desde el día que en la huerta
os vi, hermosa doña Clara,
para mi ventura abierta,
ni tuve mañana clara,
ni noche segura y cierta; 375
porque en la pesada ausencia
de la luz desa hermosura,
sol que mi amor reverencia,
noche es pesada y oscura.


DOÑA CLARA No lo muestra la frecuencia 380
de doña Inés que os recrea,
y es todo vuestro interés.


DOÑA JUANA ¿Yo a doña Inés, mi bien?


DOÑA CLARA Ea.


DOÑA JUANA Vive Dios, que es doña Inés
a mis ojos fría y fea: 385
si Francisca se llamara,
todas las efes tuviera.


DOÑA INÉS (Aparte.)

¡Qué buena don Gil me para!


DOÑA JUANA (Aparte.)

¡Mas si doña Inés me oyera!


DOÑA INÉS (Aparte.)

¡Y le creerá doña Clara! 390


DOÑA CLARA Pues si no amáis a mi prima,
¿cómo asistís tanto aquí?


DOÑA JUANA Eso es señal que os estima
la libertad que os rendí,
y en vuestros ojos se anima, 395
porque como no sabía
dónde vivís, y me abrasa
vuestra memoria, venía
por instantes a esta casa,
creyendo que os hallaría 400
alguna vez en ella.


DOÑA CLARA Es
lindo modo de excusar
vuestro amor.


DOÑA JUANA ¿Excusar?


DOÑA CLARA Pues,
¿había más de preguntar
por mi casa a doña Inés? 405


DOÑA JUANA Fuera darla celos eso.


DOÑA CLARA No quiero apurar verdades,
don Gil: que os amo os confieso,
y que vuestras sequedades
me quitan el sueño y seso. 410
Si un amor sencillo y llano
obliga, asegurad
mi pena: dadme esa mano.


DOÑA JUANA De esposo os la doy: tomad,
que, por lo que en ello gano, 415
os la beso.


DOÑA INÉS [Aparte.]

¿Esto consiento?


DOÑA CLARA Mi prima me espera: adiós.
Idme a ver hoy...


DOÑA JUANA Soy contento .


DOÑA CLARA por que tracemos los dos 420
despacio este casamiento.


(Vase.)




DOÑA JUANA Ya que dí en embelecar,
salir bien de todo espero.
A doña Inés voy a hablar.




Escena VII





Sale DOÑA INÉS. [DOÑA JUANA, de hombre.]



DOÑA INÉS Enredador, embustero, 425
pluma al viento, corcho al mar...
¿No basta que a doña Elvira
engañes, que no repara
en honras que el cuerdo mira,
sino que a mí y doña Clara 430
embeleque tu mentira?
¿A tres mujeres engaña
el amor que fingir quieres?
A salir con esa hazaña,
casado con tres mujeres, 435
fueras gran turco en España.
Conténtate, ingrato, infiel,
con doña Elvira, relieves
y sobras de don Miguel;
que cuando sus gajes lleves 440
y la escribas el papel
que mis penas han leído,
a ti te viene sobrado,
en fe de poco advertido,
fruto que otro ha desflorado, 445
y ropa que otro ha rompido.


DOÑA JUANA ¿Qué dices, mi bien?


DOÑA INÉS ¿Tu bien?
Doña Elvira, cuyos brazos
sueño de noche te den,
te responderán. ¡Pedazos 450
un rayo los haga, amén!


DOÑA JUANA (Aparte.)

(Caramanchel la ha enseñado
el papel que me escribí
a mí misma, y heme holgado,
por que experimente en sí 455
congojas que me ha causado.)
(A ella.)

¿Que Elvira te da sospecha?
En lo que dices repara.


DOÑA INÉS ¡No está mala la deshecha!
Dígale eso a doña Clara, 460
pues la tiene satisfecha
su amor, su palabra y fe.


DOÑA JUANA ¿Eso te ha causado enojos?
¿Luego nos viste? No fue
sino burla; por tus ojos 465
que es una necia. Háblame.
Vuélveme esos soles, ea,
que su luz mi regalo es.


DOÑA INÉS ¡Y dirá, por que le crea:
«Vive Dios, que es doña Inés 470
a mis ojos fría y fea!»


DOÑA JUANA Pues, ¿crees tú que lo dijera,
si burlar a doña Clara
dese modo no quisiera?


DOÑA INÉS «Si Francisca se llamara, 475
todas las efes tuviera».
Pues si tantas tengo, y mira,
desechos de don Miguel,
que por mis prendas suspira,
casándome yo con él, 480
castigaré a doña Elvira.
Don Miguel es principal,
y su discreción, al fin,
ha dado clara señal
que en amar mujer tan ruin 485
y mudable hiciera mal.
Por mi esposo le señalo:
a mi padre voy a hablar;
que pues a mi gusto igualo
el suyo, hoy le pienso dar 490
la mano.


DOÑA JUANA (Aparte.)

(Esto va muy malo.)
(A ella.)

¿Con remedios tan atroces
castigas una quimera?
Oye, escucha.


DOÑA INÉS Si doy voces,
haré que por la escalera 495
os eche un lacayo a coces.


DOÑA JUANA Por Dios, que por más crüel
que seas, has de escuchar
mi disculpa, y que soy fiel.


DOÑA INÉS ¿No hay quien se atreva a matar 500
a este infame? ¡Ah, don Miguel!


DOÑA JUANA ¿Don Miguel está aquí?


DOÑA INÉS ¿Quieres
trazar ya alguna maraña?
Aquí está: de miedo mueres.
(A voces.)

Este es don Gil, el que engaña 505
de tres en tres las mujeres.
Don Miguel, véngame dél,
tu esposa soy.


DOÑA JUANA Oye, mira..


DOÑA INÉS ¡Muera este don Gil crüel,
don Miguel!


DOÑA JUANA ... que soy Elvira, 510
lleve el diablo a don Miguel


DOÑA INÉS ¿Quién?


DOÑA JUANA ¡Doña Elvira! ¿En la voz
y cara no me conoces?


DOÑA INÉS ¿No eres don Gil de Albornoz?


DOÑA JUANA Ni soy don Gil, ni des voces. 515


DOÑA INÉS ¿Hay enredo más atroz?
¡Tú doña Elvira! Otro engaño.
Don Gil eres.


DOÑA JUANA Su vestido
y semejanza hizo el daño.
Si esto no te ha persuadido, 520
averigua el desengaño.


DOÑA INÉS Pues ¿qué provecho interesa
tu embeleco?


DOÑA JUANA ¡Vive Dios,
que no ser don Gil me pesa
por ti, y que somos las dos 525
pata para la traviesa!


DOÑA INÉS En conclusión, ¿he de darte
crédito? No vi mayor
semejanza.


DOÑA JUANA Por probarte,
y ver si tienes amor 530
a don Miguel, pudo el arte
disfrazarme; y es ansí,
que una sospecha crüel
me dio recelos de ti.
Creyendo que a don Miguel 535
amabas, yo me escribí
el papel que aquel crïado
te enseñó, creyendo que era
don Gil quien se le había dado,
y dije que te le diera 540
por modo disimulado,
y que advirtiese por él
tus celos, y si intentabas
usurparme a don Miguel.


DOÑA INÉS ¡Extrañas industrias!


DOÑA JUANA Bravas. 545


DOÑA INÉS ¿Que tú escribiste el papel?


DOÑA JUANA Y a don Gil pedí el vestido
prestado, que está por ti
de amor y celos perdido.


DOÑA INÉS ¿De amor y celos por mí? 550


DOÑA JUANA Como el suceso ha sabido
de don Miguel, cuya soy,
no apetece prenda ajena.


DOÑA INÉS Confusa y dudosa estoy.


DOÑA JUANA ¡Ingeniosa traza!


DOÑA INÉS Buena, 555
y de suerte, que aún no doy
crédito a que eres mujer.


DOÑA JUANA Pues, ¿cómo haremos que quedes
segura?


DOÑA INÉS Ansí se ha de hacer.
Vestirte en tu traje puedes; 560
que con él podremos ver
cómo te entalla y te inclina.
Ven, y pondráste un vestido
de los míos; que imagina
mi amor en ése fingido 565
que eres hombre, y no vecina.
Ya se habrá ido doña Clara.


DOÑA JUANA ¡Buena irá!


DOÑA INÉS (Aparte.)

¡Qué varonil
mujer! Por más que repara
mi amor, dice que es don Gil 570
en la voz, presencia y cara.




(Vanse.)





Escena VIII





Salen CARAMANCHEL y DON JUAN.



DON JUAN ¿Vos servís a don Gil de Albornoz?


CARAMANCHEL Sirvo
a un amo que no veo en quince días
que ha que como su pan. Dos o tres veces
le he hallado desde entonces: ¡ved qué talle 575
de dueño en relación! ¡Pues decir tiene
fuera de mí otros pajes y lacayos...!
Yo solamente, y un vestido verde,
en cuyas calzas funda su apellido,
(que ya son casa de solar sus calzas) 580
posee en este mundo, que yo sepa.
Bien es verdad que me pagó por junto,
desde que entré con él hasta hoy, raciones
y quitaciones, dándome cien reales;
pero quisiera yo servir a un amo 585
que me holeara cada instante: «¡Hola,
Caramanchel! limpiadme estos zapatos;
sabed cómo durmió doña Grimalda;
id al Marqués, que el alazán me empreste;
preguntad a Valdés con qué comedia 590
ha de empezar mañana», y otras cosas
con que se gasta el nombre de un lacayo.
Pero ¡que tenga yo un amo en menudos
como el macho de Bamba, que ni manda,
ni duerme, come o bebe, y siempre anda! 595


DON JUAN Debe de estar enamorado.


CARAMANCHEL Y mucho.


DON JUAN ¿De doña Inés, la dama que aquí vive?


CARAMANCHEL Ella le quiere bien; pero ¿qué importa,
si vive aquí, pared en medio, un ángel?
Que aunque yo no la he visto, a lo que él dice, 600
es tan hermosa como yo, que basta.


DON JUAN Soislo vos mucho.


CARAMANCHEL Viéneme de casta.
Este papel la traigo; mas de suerte
simbolizan los dos en condiciones,
que jamás doña Elvira, o doña Urraca, 605
para en casa, ni en ella hay quien responda;
pues con ser tan de noche, que han ya dado
las once, no hay memoria de que venga
quien lástima de mí y el papel tenga.


DON JUAN ¿Y que ama doña Inés a don Gil?


CARAMANCHEL Tanto, 610
que abriéndome el papel, y conociendo
lo que por él decía a doña Elvira,
hizo extremos de loca.


DON JUAN Y yo los hago
de celos. ¡Vive Dios, que aunque me cueste
vida y hacienda, tengo de quitarla 615
a todos cuantos Giles me persigan!
En busca voy del vuestro.


CARAMANCHEL ¡Bravo Aquiles!


DON JUAN Yo agotaré, si puedo, los don Giles.


(Vase.)






Escena IX





De mujer, DOÑA JUANA, y DOÑA INÉS. [CARAMANCHEL.]



DOÑA INÉS Ya experimento en mi daño
la burla de mis quimeras; 620
don Gil quisiera que fueras,
que yo adorara tu engaño.
No he visto tal semejanza
en mi vida, doña Elvira,
En ti su retrato mira 625
mi entretenida esperanza.


DOÑA JUANA Yo sé que te ha de rondar
esta noche, y que te adora.


DOÑA INÉS ¡Ay, doña Elvira! Ya es hora.


CARAMANCHEL [Aparte.]

Doña Elvira, oí nombrar. 630
Aquella sin duda es
que con doña Inés está:
el diablo la trajo acá;
que estando con doña Inés,
mal podré darla el papel 635
que mi don Gil la escribió,
y ya su merced leyó.
Hermano Caramanchel,
a palos me vais oliendo.


DOÑA INÉS Hola, ¿qué buscáis aquí? 640


CARAMANCHEL ¿Sois vos doña Elvira?


DOÑA JUANA Sí.


CARAMANCHEL ¡Jesús! ¿Qué es lo que estoy viendo?
¡Don Gil con basquiña y toca!
No os llevo más la mochila.
¿De día Gil, de noche Gila? 645
¡Oste, puto! punto en boca.


DOÑA JUANA ¿Qué decís? ¿Estáis en vos?


CARAMANCHEL ¿Qué digo? Que sois don Gil,
como Dios hizo un candil.


DOÑA JUANA ¿Yo don Gil?


CARAMANCHEL Sí, juro a Dios. 650


DOÑA INÉS ¿Piensas que soy sola yo
la que tu presencia engaña?


CARAMANCHEL Azotes dan en España
por menos que eso. ¿Quién vio
un hembri-macho, que afrenta 655
a su linaje?


DOÑA INÉS Esta dama
es doña Elvira.


CARAMANCHEL Amo, o ama,
despídome: hagamos cuenta.
No quiero señor con saya
y calzas, hombre y mujer; 660
que querréis en mí tener
juntos lacayo y lacaya.
No más amo hermafrodita;
que comer carne y pescado
a un tiempo, no es aprobado. 665
Despachad con la visita,
y adiós.


DOÑA JUANA ¿De qué es el espanto?
¿Pensáis que vuestro señor
sin causa me tiene amor?
Por parecérseme tanto 670
emplea en mí su esperanza.
Díselo tú, doña Inés.


DOÑA INÉS Causa suelen decir que es
del amor la semejanza.


CARAMANCHEL Sí, mas ¡tanta! No, par Dios. 675
¿A mí engañifas, señora?


DOÑA JUANA Y si viene antes de un hora
don Gil aquí, y a los dos
nos veis juntos, ¿qué diréis?


CARAMANCHEL Que hablé por boca de ganso. 680


DOÑA JUANA É vendrá, y humilde y manso,
vos a él mismo le hablaréis,
conociendo la verdad.


CARAMANCHEL ¿Dentro un hora?


DOÑA JUANA Y a ocasión
que os admire.


CARAMANCHEL Pues chitón. 685


DOÑA JUANA En la calle le esperad,
y subámonos las dos
al balcón para aguardalle.


CARAMANCHEL Bájome, pues, a la calle.
Éste me dio para vos. 690
[Da un papel a DOÑA JUANA.]

Mas rehusé por doña Inés
la embajada.


DOÑA JUANA Ya es mi amiga.


CARAMANCHEL [Aparte.]

Don Gil es, aunque lo diga
el Conde Partinuplés.




(Vanse.)





Escena X





[Calle.]





(Sale DON JUAN, como de noche.)



Con determinación vengo 695
de agotar estos don Giles,
que agravian por medios viles
las esperanzas que tengo.
Dos son. ¿Quién duda que alguno
su dama vendrá a rondar? 700
O me tienen de matar,
o no ha de quedar ninguno.




Escena XI





Sale CARAMANCHEL. [DON JUAN.]



CARAMANCHEL [Aparte.]

A esperar vengo a don Gil,
si calles ronda y pasea;
que por Dios, aunque lo vea 705
no dos veces, sino mil,
no lo tengo de creer.




Escena XII





A la ventana, DOÑA INÉS y DOÑA JUANA, de mujer.





[Dichos.]



DOÑA INÉS ¡Qué extraordinario calor!


DOÑA JUANA Pica el tiempo y pica amor.


DOÑA INÉS ¿Si ha de venirnos a ver 710
mi don Gil?


DOÑA JUANA ¿Y dudas deso?
(Aparte.)

(Para poderme apartar
de aquí, me vendrá a llamar
brevemente Valdivieso,
y podré, de hombre vestida, 715
fingirme don Gil abajo.)


DON JUAN [Aparte.]

El premio de mi trabajo
escucho: mi Inés querida,
si no me engaña la voz,
es la que a la reja está. 720


DOÑA INÉS Gente siento. ¿Si será
nuestro don Gil de Albornoz?


DOÑA JUANA Háblale y sal de esa duda.


CARAMANCHEL [Aparte.]

Un rondante se ha parado.
¿Si es mi don Gil encantado? 725


DON JUAN [Aparte.]

(Llegad y hablad, lengua muda)
¡Ah de arriba!


DOÑA INÉS ¿Sois don Gil?


DON JUAN (Rebozado. [Aparte.])

(Allí la pica: diré
que sí.) Don Gil soy, que en fe
de que en vos busco mi abril, 730
en viéndoos, señora mía,
mi calor pude templar.


DOÑA INÉS Eso es venirme a llamar,
por gentil estilo, fría.


CARAMANCHEL [Aparte.]

(Muy grueso don Gil es éste. 735
El que sirvo habla atiplado.
Si no es ya que haya mudado
de ayer acá...)


DON JUAN Manifieste
el cielo mi dicha.


DOÑA INÉS En fin,
¿que a un tiempo os abraso y yelo? 740


DON JUAN Quema amor, yela un recelo...


DOÑA JUANA (Aparte.)

(Sin duda que es don Martín
el que habla. ¡Qué en vano pierdes
el tiempo, ingrato, sin mí!)


DOÑA INÉS [Aparte.]

(No parece él.) ¿Sois, decí, 745
don Gil de las calzas verdes?


DON JUAN Luego, ¿no me conocéis?


CARAMANCHEL [Aparte.]

(Ni yo tampoco, par Dios.)


DOÑA INÉS Como me pretenden dos...


DON JUAN Sí; mas vos, ¿a cuál queréis? 750


DOÑA INÉS A vos, aunque en el hablar
nuevas dudas me habéis dado.


DON JUAN Hablo bajo y rebozado;
que es público este lugar.




Escena XIII





DON MARTÍN, con vestido verde, y OSORIO. [Dichos.]



DON MARTÍN [Habla aparte con OSORIO.]

Osorio, ya doña Juana 755
muerta, como dicen, sea
quien me persigue y desea,
en la opinión de Quintana,
que no goce a doña Inés,
ya otro amante disfrazado 760
el nombre me haya usurpado
por ver cuán querido es,
el seso de envidia pierdo.
¿Puede doña Inés amalle
por de mejor cara y talle? 765


OSORIO No por cierto.


DON MARTÍN ¿Por más cuerdo?
Tú sabes cuán celebrado
en Valladolid he sido.
¿Por más noble o bien nacido?
Guzmana sangre he heredado. 770
¿Por más hacienda? Ocho mil
ducados tengo de renta,
y en la nobleza es afrenta
amar el interés vil.
Pues si sólo es porque vino 775
con traje verde, yo y todo
he de andar del mismo modo.


OSORIO Ése es gentil desatino.


DON MARTÍN ¿Qué dices?


OSORIO Que el seso pierdes .


DON MARTÍN Piérdale o no, yo he de andar 780
como él y me han de llamar
don Gil de las calzas verdes.
Vete a casa; que hablar quiero
a don Pedro.


OSORIO En ella aguardo.


(Vase.)






Escena XIV





[DOÑA JUANA, DOÑA INÉS, DON MARTÍN, DON JUAN, CARAMANCHEL.]



DOÑA INÉS (A DON JUAN.)

Don Gil discreto y gallardo, 785
poco amáis y mucho os quiero.


DON MARTÍN [Aparte.]

¿Don Gil? ¿Cómo? Éste es sin duda
quien contradice mi amor.
¿Si es doña Juana? El temor
de que en penas anda, muda 790
mi valor en cobardía.
En no meterme me fundo
con cosas del otro mundo,
que es bárbara valentía.


DOÑA INÉS Gente parece que viene. 795


DON JUAN Reconoceré quién es.


DOÑA INÉS ¿Para qué?


DON JUAN ¿No veis, mi Inés,
que nos mira y se detiene?
Diré que pase adelante.
Entretanto me esperad. 800
Hidalgo...


DON MARTÍN ¿Quién va?


DON JUAN Pasad.


DON MARTÍN ¿Dónde, si por ser amante,
tengo aquí prendas?


DON JUAN (Aparte.)

(Don Gil
es éste, el aborrecido
de doña Inés: conocido 805
le he en la voz.)


CARAMANCHEL [Aparte.]

(¡Oh qué alguacil
tan a propósito agora!
¡Y qué dos espadas pierde!)


DON JUAN Don Gil, el blanco o el verde,
ya se ha llegado la hora 810
tan deseada de mí,
y tan rehusada de vos.


DON MARTÍN (Aparte.)

(Conocídome ha, por Dios,
y quien rebozado ansí
sabe quién soy, no es mortal, 815
ni salió mi duda vana:
el alma es de doña Juana.)


DON JUAN Dad de vuestro amor señal,
don Gil, que es de pechos viles
ser cobarde y servir dama. 820


CARAMANCHEL [Aparte.]

(¿Don Gil estotro se llama?
A pares vienen los Giles.
Pues no es mi don Gil tampoco,
que hablara a lo caponil.)


DON JUAN Sacad la espada, don Gil. 825


CARAMANCHEL [Aparte.]

(O son dos, o yo estoy loco.)


DOÑA INÉS Otro don Gil ha venido.


DOÑA JUANA Debe de ser don Miguel.


DOÑA INÉS Bien dices, sin duda es él.


DOÑA JUANA (Aparte.)

(¿Ya hay tantos de mi apellido? 830
No conozco a este postrero.)


DON JUAN Sacad el acero, pues,
o habré de ser descortés.


DON MARTÍN Yo nunca saco el acero
para ofender los difuntos, 835
ni jamás mi esfuerzo empleo
con almas; que yo peleo
con almas y cuerpos juntos.


DON JUAN Eso es decir que estoy muerto
de asombro y miedo de vos. 840


DONMARTÍN Si estáis gozando de Dios,
que así lo tengo por cierto,
o en carrera de salvaros,
doña Juana, ¿qué buscáis?
Si por dicha en pena andáis, 845
misas digo por libraros.
Mi ingratitud os confieso,
y ojalá os resucitara
mi amor, que con él pagara
culpas de mi poco seso. 850


DON JUAN ¿Qué es esto? ¿Yo doña Juana?
¿Yo difunto? ¿Yo alma en pena?


DOÑA JUANA [Aparte.]

(¡Lindo rato, burla buena!)


CARAMANCHEL ¿Almitas? ¡Santa Susana!
¡San Pelagio! ¡Santa Elena! 855


DOÑA INÉS ¿Qué será esto, doña Elvira?


DOÑA JUANA Algún loco: calla y mira.


CARAMANCHEL [Aparte.]

(¿Almas de noche y en pena?
¡Ay Dios!, todo me desgrumo.)


DON JUAN Sacad la espada, don Gil, 860
o haré alguna hazaña vil.


CARAMANCHEL [Aparte.]

(¡Oh, quién se volviera en humo,
y por una chimenea
se escapara!)


DON MARTÍN Alma inocente,
por aquel amor ardiente 865
que me tuviste y recrea
mi memoria, que ya baste
mi castigo y tu rigor.
Si por estorbar mi amor,
cuerpo aparente tomaste, 870
y, llamándote en Madrid
don Gil, intentas mi ultraje,
si con ese nombre y traje
andas por Valladolid,
y no te has vengado harto, 875
por el malogrado fruto,
ocasión del triste luto
que dio a tu casa el mal parto,
que no aumentes mis desvelos.
Alma, cese tu porfía; 880
que no entendí yo que había
en el otro mundo celos;
pues por más trazas que des,
ya estés viva, ya estés muerta,
o la mía verás cierta, 885
o mi esposa a doña Inés.


(Vase.)






Escena XV





[DOÑA JUANA, DOÑA INÉS, DON JUAN, CARAMANCHEL.]



DON JUAN ¡Vive el cielo que se ha ido,
excusando la cuestión,
con la más nueva invención
que los hombres han oído! 890


CARAMANCHEL [Aparte.]

(¿Lacayo Caramanchel
de alma en pena? ¡Esto faltaba!
Y aun por eso no le hallaba
cuando andaba en busca dél.
¡Jesús mil veces!)


DOÑA JUANA Amiga, 895
averiguar un suceso
me importa. Adiós. Valdivieso
me espera abajo. Prosiga
la plática comenzada,
pues don Gil contigo está. 900


DOÑA INÉS ¿No te esperarás, y irá
contigo alguna crïada?


DOÑA JUANA ¿Para qué, si un paso estoy
de mi casa?


DOÑA INÉS Toma, pues,
un manto.


DOÑA JUANA No, doña Inés; 905
que en cuerpo y sin alma voy. (Vase.)


DON JUAN Quiero volverme a mi puesto,
por ver si el don Gil menor
es hoy también rondador.


DOÑA INÉS En gran peligro os ha puesto, 910
don Gil, vuestro atrevimiento.


DON JUAN Amor que no es atrevido,
no es amor, afrenta ha sido.
Escuchad, que gente siento.




Escena XVI





Sale DOÑA CLARA, de hombre. [DON JUAN, DOÑA INÉS, CARAMANCHEL.]



DOÑA CLARA Celos de don Gil me dan 915
ánimo a que en traje de hombre
mi mismo temor me asombre.
¡A fe que vengo galán!
Por ver si mi amante ronda
a doña Inés y me engaña, 920
hice esta amorosa hazaña:
él mismo por mí responda.


DON JUAN Aguardad, sabré quién es.
(Apártase DON JUAN y DOÑA CLARA a la ventana.)



DOÑA CLARA [Aparte.]

(Gente a la ventana está.
Llegarme quiero hacia allá, 925
por si acaso doña Inés
a don Gil está esperando;
que él me tengo de fingir,
por si puedo descubrir
los celos que estoy temblando.) 930
¡Ah del balcón! Si merece
hablaros, bella señora,
un don Gil que en vos adora,
en fe que el alma os ofrece.
Don Gil de las calzas soy 935
verdes, como mi esperanza,


CARAMANCHEL [Aparte.]

(¿Otro Gil entra en la danza?
Don Giles llueve Dios hoy.)


DOÑA INÉS [Aparte.]

(Éste es mi don Gil querido,
que en el habla delicada 940
le reconozco. Engañada
de don Juan sin duda he sido,
que es sin falta el que hasta aquí
hablando conmigo ha estado.)


DON JUAN [Aparte.]

(El don Gil idolatrado 945
es éste.)


DOÑA INÉS [Aparte.]

(¡Triste de mí!
Que temo que ha de matalle
este don Juan atrevido.)




(Llégase DON JUAN a DOÑA CLARA.)



DON JUAN Huélgome que hayáis venido
a este tiempo y a esta calle, 950
señor don Gil, a llevar
el pago que merecéis.


DOÑA CLARA ¿Quién sois vos, que os prometéis
tanto?


DON JUAN El que os ha de matar.


DOÑA CLARA ¿Matar?


DON JUAN Sí, y don Gil me llamo, 955
aunque vos habéis fingido
que es don Miguel mi apellido.
A doña Inés sirvo y amo.


DOÑA CLARA (Aparte.)

(El diablo nos trujo acá.
Aquí os matan, doña Clara.) 960




Escena XVII





DOÑA JUANA, de hombre. [QUINTANA. Dichos.]



DOÑA JUANA [Hablando con su criado.]

A ver vengo en lo que para
tanto embeleco; y si está
doña Inés a la ventana
todavía, la he de hablar.


QUINTANA Ahora acaba de llegar 965
tu padre a Madrid.


DOÑA JUANA Quintana,
persuadido que me ha muerto
don Martín en Alcorcón,
a tomar satisfación
vendrá.


QUINTANA Tenlo por cierto. 970


DOÑA JUANA Gente hay en la calle.


QUINTANA Espera,
reconoceré quién es.


DOÑA CLARA ¿Don Gil sois?


DON JUAN Y doña Inés
mi dama.


DOÑA CLARA ¡Buena quimera!


DOÑA JUANA ¡Ah caballeros! ¿Hay paso? 975


DON JUAN ¿Quién lo pregunta?


DOÑA JUANA Don Gil.


CARAMANCHEL [Aparte.]

(Ya son cuatro, y serán mil.
¡Endiablado está este paso!)


DON JUAN Dos don Giles hay aquí.


DOÑA JUANA Pues conmigo serán tres. 980


DOÑA INÉS ¿Otro Gil? ¡Cielos! ¿Cuál es
el que vive amante en mí?


DON JUAN Don Gil el verde soy yo.


DOÑA CLARA [Aparte.]

(Ya he vuelto mi miedo en celos.
A doña Inés ronda. ¡Cielos! 985
Sin duda que me engañó.
Dél me tengo de vengar.)
(A ellos.)

Don Gil de las calzas verdes
soy yo sólo.


QUINTANA [Aparte a DOÑA JUANA.]

(El nombre pierdes: 990
dél te salen a capear
otros tres Giles.)


DOÑA JUANA Yo soy
don Gil el verde o el pardo.


DOÑA INÉS ¿Hay suceso más gallardo?


DON JUAN Guardando este paso estoy. 995
O váyanse, o matarélos,


DOÑA JUANA ¡Sazonada flema a fe!


QUINTANA Vuestro valor probaré.


CARAMANCHEL ¡Mueran los Giles!




(Echan mano y hiere QUINTANA a DON JUAN.)



DON JUAN ¡Ay cielos!
Muerto soy.


DOÑA JUANA Por que te acuerdes 1000
de tu presunción, después
di que te hirió, a doña Inés,
don Gil de las calzas verdes.




(Vanse los tres.) [DON JUAN, DOÑA JUANA y QUINTANA.]



DOÑA CLARA [Aparte.]

Pártome desesperada
de celos. ¿Mas no me dio 1005
fe y palabra? Haréle yo
que la cumpla.


(Vase DOÑA CLARA.)




DOÑA INÉS Bien vengada
de don Juan don Gil me deja.
Querréle más desde hoy.


(Vase.)




CARAMANCHEL Lleno de don Giles voy. 1010
Cuatro han rondado esta reja;
pero el alma enamorada
que por suyo me alquiló,
del purgatorio sacó
en su ayuda esta gilada. 1015
Ya la mañana serena
amanece. Sin sentido
voy. ¡Jesús! ¡Jesús! ¡Que he sido
lacayo de un alma en pena!


[Vase].






Escena XVIII





[El prado de San Jerónimo.]





(Sale DON MARTÍN, vestido de verde.)



DON MARTÍN Calles de aquesta corte, imitadoras 1020
del confuso Babel, siempre pisadas
de mentiras, al rico aduladoras
como al pobre severas, desbocadas;
casas a la malicia, a todas horas
de malicias y vicios habitadas. 1025
¿Quién a los cielos en mi daño instiga,
que nunca falta un Gil que me persiga?
Árboles deste Prado, en cuyos brazos
el viento mece las dormidas hojas,
de cuyos ramos, si pendieran lazos, 1030
colgara por trofeo mis congojas;
fuentes risueñas, que feriáis abrazos
al campo, humedeciendo arenas rojas,
pues sabéis murmurar, vuestra agua diga
que nunca falta un Gil que me persiga. 1035
¿Qué delitos me imputan, que parece
que es mi contraria hasta mi misma sombra?
A doña Inés adoro: ¿esto merece
el castigo invisible que me asombra?
¿Qué don Gil mis deseos desvanece? 1040
¿Por qué, fortuna, como yo se nombra?
¿Por qué me sigue tanto? ¿Es por que diga
que nunca falta un Gil que me persiga?
Si a doña Inés pretendo, un don Gil luego
pretende a doña Inés, y me la quita; 1045
si me escriben, don Gil me usurpa el pliego
y con él sus quimeras facilita;
si dineros me libran, cuando llego,
hallo que este don Gil cobró la dita.
Ya ni sé adónde vaya, ni a quién siga, 1050
pues nunca falta un Gil que me persiga.




Escena XIX





Salen QUINTANA, DON DIEGO, viejo, y un ALGUACIL.





[DON MARTÍN.]



QUINTANA [Hablando con DON DIEGO a un lado.]

Éste es el don Gil fingido,
a quien conoce su patria
por don Martín de Guzmán,
y el que ha muerto a doña Juana, 1055
mi señora.


DON DIEGO ¡Oh, quién pudiera
teñir las prolijas canas
en su sangre sospechosa,
que no es noble quien agravia!
Llegad, señor, y prendelde. 1060


ALGUACIL Dad, caballero, las armas.


DON MARTÍN ¿Yo?


ALGUACIL Sí.


DON MARTÍN ¿A quién?


ALGUACIL A la justicia.


DON MARTÍN (Dalas.)

¿Qué es esto? ¿Hay nuevas marañas?
¿Por qué culpas me prendéis?


DON DIEGO ¿Ignoras, traidor, la causa, 1065
después de haber dado muerte
a tu esposa malograda?


DON MARTÍN ¿A qué esposa? ¿Qué malogros?
De esposo le dí palabra;
partíme luego a esta corte, 1070
dicen que quedó preñada.
Si de malparir una hija
se murió, estando encerrada
en San Quirce, ¿tengo yo
culpa desto? Tú, Quintana, 1075
¿no sabes la verdad desto?


QUINTANA La verdad que yo sé clara,
es, don Martín, que habéis dado
sin razón de puñaladas
a vuestra inocente esposa, 1080
y, en Alcorcón sepultada,
pide contra vos al cielo,
como Abel, justa venganza.


DON MARTÍN ¡Traidor! Vive Dios...


ALGUACIL ¿Qué es esto?


DON MARTÍN Que a no hallarme sin espada, 1085
la lengua con que has mentido
y el corazón te sacara.


DON DIEGO ¿Qué importa, tirano aleve,
que niegues lo que esta carta
afirma de tus traiciones? 1090


DON MARTÍN (Léela para sí.)

La letra es de doña Juana.


DON DIEGO Mira lo que dice en ella.


DON MARTÍN ¡Jesús! ¡Jesús! ¿Puñaladas
yo a mi esposa en Alcorcón?
¿Yo estuve en Alcorcón? 1095


DON DIEGO Basta. Deja excusas aparentes.


ALGUACIL Despacio haréis la probanza,
señor, de vuestra inocencia
en la cárcel.


DON MARTÍN Si quedaba
en San Quirce como muestran 1100
estas escritas palabras
de su mano y de su firma,
decid, ¿cómo pude darla
la muerte yo en Alcorcón?


DON DIEGO Porque finges letras falsas, 1105
del modo que el nombre finges.




Escena XX





DON ANTONIO y CELIO. [Dichos.]



DON ANTONIO [Aparte a CELIO.]

(Ése es don Gil. En las calzas
verdes le conoceréis.)


CELIO [Aparte a DON ANTONIO.]

(Sí, que éstos don Gil lo llaman.)
[A DON MARTÍN.]

La palabra que le distes 1110
a mi prima doña Clara,
señor don Gil, por justicia
ya que vuestro amor la engaña,
venimos a que cumpláis.


DON DIEGO Ésa es sin duda la dama 1115
por quien a su esposa ha muerto.


DON MARTÍN ¿Queréis volverme esa daga?
Acabaré con la vida,
pues mis desdichas no acaban


DON ANTONIO Doña Clara os quiere vivo, 1120
y como a su esposo os ama.


DON MARTÍN ¿Qué doña Clara, señores?
¡Que no soy yo!


DON ANTONIO ¡Buena estaba
la excusa! ¿No sois don Gil?


DON MARTÍN Ansí en la corte me llaman; 1125
mas no el de las calzas verdes.


DON ANTONIO ¿No son verdes esas calzas?


CELIO O habéis de perder la vida,
o cumplir palabras dadas.


DON DIEGO Quitarásela el verdugo, 1130
levantando en una escarpia
su cabeza enredadora
antes de un mes en la plaza.


CELIO ¿Cómo?


ALGUACIL Mató a su mujer.


CELIO ¡Oh, traidor!


DON MARTÍN ¡Oh, si llegara 1135
a dar remate a mis penas
la muerte que me amenaza!




Escena XXI





FABIO y DECIO. [Dichos.]



FABIO [Hablando con DECIO al salir.]

Ése es el que hirió a don Juan
en la pendencia pasada.
Con él está un alguacil. 1140


DECIO La ocasión es extremada.
[Al ALGUACIL.]

Poned, señor, en la cárcel
a este hidalgo.


DON MARTÍN ¿Hay más desgracias?


ALGUACIL Allá va. Pero, ¿por qué
prenderle los dos me mandan? 1145


FABIO Hirió a don Juan de Toledo
anoche, junto a las casas
de don Pedro de Mendoza.


DON MARTÍN ¿Yo a don Juan?


QUINTANA ¡Miren si escampa!


DON MARTÍN ¿Qué don Juan, cielos? ¿Qué noche, 1150
qué casa o qué cuchilladas?
¿Qué persecución es ésta?
Mirad, señores, que el alma
de doña Juana difunta,
que dicen que en penas anda, 1155
es quien a todos enreda.


DON DIEGO ¿Luego habéisla muerto?


ALGUACIL Vaya
a la cárcel.


QUINTANA Aguardad,
que se apean unas damas
de un coche, y vienen aprisa 1160
a dar luz a estas marañas.




Escena XXII





(DOÑA JUANA, de hombre; DON PEDRO; DOÑA INÉS; DOÑA CLARA, de mujer, y DON JUAN, con banda al brazo.)





[Dichos.]



DOÑA JUANA ¡Padre de los ojos míos!


DON DIEGO ¿Cómo? ¿Quién sois?


DOÑA JUANA Doña Juana,
hija tuya.


DON DIEGO ¿Vives?


DOÑA JUANA Vivo.


DON DIEGO ¿Pues no es tuya aquesta carta? 1165


DOÑA JUANA Todo fue por que vinieses
a esta corte, donde estaba
don Martín hecho don Gil,
y ser esposo intentaba
de doña Inés, a quien di 1170
cuenta desta historia larga,
y a poner remedio viene
a todas nuestras desgracias.
Yo he sido el don Gil fingido,
célebre ya por mis calzas, 1175
temido por alma en pena.
[A DON MARTÍN.]

Por serlo tú de mi alma
Dame esa mano.


DON MARTÍN Confuso
te la beso, prenda cara,
y agradecido de ver 1180
que cesaron por tu causa
todas mis persecuciones.
La muerte tuve tragada,
Quintana contra mí ha sido.


DOÑA JUANA Volvió por mi honor Quintana. 1185


DON MARTÍN (A DON DIEGO.)

Perdonad mi ingratitud,
señor.


DON DIEGO Ya padre os enlaza
el cuello, quien enemigo
vuestra muerte procuraba.


DON PEDRO Ya nos consta del suceso, 1190
y las confusas marañas
de don Gil, Juana y Elvira.
La herida no ha sido nada,
de don Juan.


DON JUAN Antes, por ver
que ya doña Inés me paga 1195
finezas, tengo salud.


DOÑA INÉS Dueño sois de mí y mi casa.


DON PEDRO Don Antonio lo ha de ser
de la hermosa doña Clara.


DOÑA CLARA Engañóme como a todos 1200
don Gil de las verdes calzas.


DON ANTONIO Yo medro por él mis dichas,
pues vos premiáis mi esperanza.


DON DIEGO Ya, don Martín, sois mi hijo.


DON MARTÍN Mi padre que venga falta 1205
para celebrar mis bodas.




Escena XXIII





Sale CARAMANCHEL, lleno de candelillas el sombrero y calzas, vestido de estampas de santos, con un caldero al cuello y un hisopo. [Dichos.]



CARAMANCHEL ¿Hay quien rece por el alma
de mi dueño, que penando
está dentro de sus calzas?


DOÑA JUANA Caramanchel, ¿estás loco? 1210


CARAMANCHEL Conjúrote por las llagas
del hospital de las bubas,
abernuncio, arriedro vayas.


DOÑA JUANA Necio, que soy tu don Gil.
Vivo estoy en cuerpo y alma. 1215
¿No ves que trato con todos,
y que ninguno se espanta?


CARAMANCHEL Y ¿sois hombre o sois mujer?


DOÑA JUANA Mujer soy.


CARAMANCHEL Esto bastaba
para enredar treinta mundos. 1220




Escena XXIV





Sale OSORIO. [Dichos.]



OSORIO Don Martín, agora acaba
vuestro padre de apearse.


DON PEDRO ¿De apearse y no en mi casa?


OSORIO Esperando os está en ella.


DON PEDRO Vamos, pues, por que se hagan 1225
las bodas de todos tres.


DOÑA JUANA Y porque su historia acaba
Don Gil de las calzas verdes.


CARAMANCHEL Y su comedia con calzas.









No hay comentarios.: